Archivo de la categoría: Panificadora

Panecillos de albahaca, tomate y aceite de oliva

Para no perder el contacto con vosotr@s hoy os traemos unos panecillos para que preparéis en casa. Sabemos que el uso del horno es mortal en esta época, pero teníamos pendientes desde hace tiempo y nos apetecía preparar este pan…Muy recomendables, por cierto!!!
Panecillos de albahaca, tomate y aceite de oliva
Ingredientes:
400 gr. harina de fuerza
7 gr. levadura de panaderia
 110 gramos de agua
 25 gr. aceite de oliva
 6 gr. sal
 50 gr. de tomate frito casero
10 gr. albahaca fresca
Elaboración:
1.- Colocamos en la panificadora el agua y el aceite de oliva, la sal, la harina y la levadura, ponemos por este orden.
2.- Ponemos el programa de amasado de la panificadora y ponemos esta en marcha.
3.- Mientras vamos lavando bien la albahaca y picamos muy fina.
4.- Pasados unos veinte minutos añadimos la albahaca y el tomate frito casero a la masa para que todos los ingredientes se integren.
5.- Una vez pasado el tiempo de amasado, enharinamos la encimera y ponemos la masa del pan obtenida, sacamos con las manos humedecidas, esta masa debe tener una textura pegajosa.
6.- Damos forma en la encimera y colocamos sobre la bandeja del horno, dejamos fermentar durante una hora aproximadamente en un ambiente libre de corrientes de aire y cálido.
7.- Precalentamos el horno a 200 grados e introducimos los panecillos 30 minutos aproximadamente.
Nota: De esta masa obtuvimos 6 panecillos pequeños, dos de ellos utilizamos en ese día al mediodía y dos quedaron para el desayuno, tostado con aceite de escándalo…riquisimos!!!


Pan rustico con vino de naranja

Hoy traemos un pan que toda la vida se preparaba en la panadería de mi pueblo, la de mi abuelo, en vez de añadir vino tinto hemos dado un toque dulce y aroma del sur, le hemos añadido Vino de naranja del Condado de Huelva…el resultado, excelente para una buena tostada con una rebanada para las mañanas de estos días con tanto frió, y un buen café calentito…
Ingredientes:
950 gramos de harina de fuerza.
420 ml. de agua templada.
5 C.s. de Aceite de Oliva Hojiblanca.
3 C.c. de sal.
40 ml. de Vino de naranja.
25 gramos de levadura fresca.

Preparación:
1.- Colocamos en el bol de la panificadora el agua templada y el vino.
2.- Añadimos la sal y el aceite.
3.- Ponemos la harina y sobre ella la levadura muy bien desmigada y repartida.
4.- Seleccionamos el programa de amasado y levado y ponemos en marcha la panificadora.
5.- Trascurrido el tiempo retiramos la masa y sobre una superficie lisa y enharinada amasamos a mano.
6.- Para que el pan no sea tan grande dividimos la masa en dos y formamos nuestro pan.
7.- Cubrimos con un paño seco y dejamos en un lugar templado y libre de corrientes de aire que haga el proceso del segundo levado.
8.- Introducimos en el horno un recipiente con agua para dar humedad al proceso de cocido del pan y precalentamos a 220 grados.
9.- Colocamos el pan en el horno un a vez que haya cogido temperatura y esperamos hasta que dore la corteza…el punto sera cuando al darle un toque el pan suene a hueco, aproximadamente de 20 a 25 minutos..


Pan de Agua 2.0

Hace unas semanas preparamos en casa el Pan de Agua que vimos en el blog de Aliter Dulcia, Isabel, ya os comentamos y pusimos fotos sobre el resultado del mismo, que no fue del todo bueno…este Pan de Agua 1.0 fue mejorado en esta segunda intentona. Con todos estos fallos como panaderos nos hemos dado cuenta de varios detalles, os resumo a continuación:


Consejos de los “panaderos imperfectos”después de tirar varios panes o dejarlos para sujetar las puertas de la casa…



1.- Harinas de calidad del tipo que sean, no marcas blancas que nos ofrecen algunos supermercados, aunque se llamen de confianza, esta es la base del buen pan…la materia prima por excelencia.
2.- Paciencia, mucha paciencia con los tiempos de amasado y levado. La prisa en las elaboraciones de man son muy malas consejeras.
3.- La utilizacion de levaduras frescas para pan son las mas aconsejables, tambien la seca, evidentemente no es necesario decir que la quimica solo procesa en estados de calor de nuestro horno, vamos que no sirve para pan. Las levaduras naturales, masa madre, etc, nunca las hemos utilizado de momento aunque hemos leido que potencian el sabor y mejoran el resultado.
4.-Temperatura ambiente en el proceso de amasado y levado, no muy fria y libres de corrientes de aire. Lo aconsejable esta entorno a los 23 grados, ya que el levado por encima de 35 grados y por debajo de 10 grados deja el proceso nulo.
5.- La utilizacion del agua para la masa o cualquier otro ingrediente liquido debe de ser a temperatura templada. Importante también es saber que el azúcar potencia los efectos de la levadura y la sal la neutraliza, un detalle importante a tener en cuenta.
6.- Para el proceso de amasado debemos mezclar los ingredientes y amasar hasta que la masa nos quede elástica y suave, muchas veces cometimos el error de agregar mas harina a la masa para evitar que se nos pegue a las manos, pero lo normal es que a fuerza de amasar, el resultado buscado llegue transcurridos unos minutos.
El método mas usado es el de estirar y doblar, estiraremos la masa aplastándola sobre la mesa de trabajo, doblaremos sobre si misma y giraremos 90 grados, así una y otra vez.
7.- En el fermentado debemos dejar trabajar a la levadura para que se agote los azucares y genere gases, dejaremos la masa tapada en lugar templado como dijimos anteriormente, una vez doblado su volumen, desinflamos la masa ayudándonos de las manos con el fin de que los gases de la fermentación se repartan por el resto de la masa, a continuación dividiremos la masa cortando con un cuchillo, no partiendo ni rasgando.
8.- Con las porciones resultantes damos forma de barras a la masa, o de panecillos, nuevamente dejaremos levar tapando las barras de pan hasta que doblen su tamaño. Este proceso también es muy importante para obtener un buen resultado final.
9.- Llega la hora de hornear el pan, el horno hace su trabajo, precalentaremos el horno a máxima temperatura y según el tipo de pan, introduciremos un cuenco con agua para humedecer el proceso y conseguir una corteza mas crujiente, ajustaremos la temperatura ideal para el pan que estemos realizando y no molestaremos a la masa durante los 10 primeros minutos de horno, sabremos que el pan esta cocido cuando al golpearlo en la sobre su base tengo sonido hueco.

10.- Y ultimo punto, siempre con nuestra poca sapiencia como panaderos, me reitero, esto es solo conclusiones que sacamos, el proceso de enfriado del pan aunque parezca poco importante, es una fase mas del proceso de elaboración, debemos dejar enfriar las barras de pan sobre una rejilla y nunca en la bandeja del horno o sobre la mesa,así la humedad del pan se estabiliza.


Ingredientes:

– 300 ml de agua templada.
– 12 gr de sal.
– Medio cubo de levadura fresca.
– 380 gr de harina de gran fuerza.

Añadir la levadura a la mitad del agua, desmenuzarla e incorporar la harina y la sal y mezclar con una cuchara. Ir añadiendo el resto del agua y terminar de amasar a mano ayudándonos de la cuchara.
La masa ha de quedar exactamente con la consistencia de una mezcla pegajosa que al tocar con la mano mojada no se nos pegue. Si fuera necesario añadir un poco más de harina.
Dejar levar en el bowl donde la habremos trabajado y tapar. Guardar en lugar seco (horno apagado) hasta que doble el volumen.
Pasar a un molde de pan alargado y dejar levar de nuevo hasta que la masa haya subido. Espolvorear con harina generosamente con ayuda de un tamizador o colador.
Introducir un recipiente con agua en el horno, precalentarlo a 250º e introducir el molde. Bajar la temperatura a 180º y dejar cocer unos 30 mn, hasta que al tocar suene hueco.
Enfriar sobre una rejilla.
Se conservará largamente bien envuelto en papel y guardado en lugar seco.


Pan con Hierbas Provenzales

Hoy traemos un pan que hemos recogido y adaptado del Blog “Ma petite boulangerie”, este blog de Eva es de obligada visita si queremos hacer y saber como realizar pan en nuestra casa…Al menos a nosotros nos sirve de gran ayuda para todo tipo de masas…Vamos otro de los que podemos llamar Blogs de cabecera…y aunque debemos mencionar como es obligado lo hacemos…pero no necesita ningún tipo de presentación…

Pan con Hierbas Provenzales…un pan muy recomendable…


Ingredientes:

450 gramos de harina de fuerza
250 ml de agua 
1 C.c. de Sal
1 y 1/2 C.s. de Hiervas provenzales
2 C.s. de Aceite de Oliva Hojiblanca
25 gramos de levadura fresca



Preparación:

1.-  En la panificadora Moulinex, es la que tenemos en casa ponemos el agua, el aceite, la sal, las hierbas provenzales, la harina de fuerza.
2.-  Ayudándonos de las manos deshacemos muy bien toda la levadura sobre la harina.
3.- Programamos en nuestro caso el programa 13 de amasado y levado y dejamos que la panificadora haga su trabajo.
4.- Una vez trascurrido el tiempo con las manos húmedas sacamos la masa y extendemos sobre la encimera enharinada.
5.- Con las manos trabajamos de nuevo la masa y sacamos el aire de la misma durante unos minutos, damos forma al pan y dejamos reposar una hora, en nuestro caso tapamos con un paño y metimos en el microondas libre de corrientes.
6.- Precalentamos el horno a 220 grados colocando dentro un recipiente con agua que no sacamos hasta que no acabe la cocción del pan.
7.-Introducimos el pan en el horno a 230 grados durante unos 25 a 30 minutos. Podemos pulverizar el pan para que la corteza quede mas suave.



Tosta de pan de cebolla con revuelto de morcilla "Rios" y queso fundido

La entrada de hoy es la cena que hicimos el día que preparamos el Pan de cebolla que publicamos ayer, no teníamos muchas ganas de meternos en la cocina, y vimos sobre la encimera el pan que me miraba como retándome…”Que te veo las intenciones…a ver que quieres hacer conmigo!!!” me dijo. Le hice un gesto que le dio bastante confianza y mire hacia el frigo que también estaba listo de papeles, así como en una crisis perpetua…levantando mi brazo derecho y chascando los dedos de la mano…observo mi Pan de Cebolla lleno de orgullo que tendría un buen fin esa misma noche, no caería en la bolsa del pan duro o en los dientes  trituradores de pan que tiene nuestro perro…
 Observe una morcilla “Rios” solitaria y triste en el cajón de la chacina…unos huevos en la puerta dándose golpes cada vez que abrimos la puerta debido a la cantidad de espacio que disponen en la bandeja. Junto a la leche visualice de una pequeña bolsa con unos restos de queso y clinkkkkkkk!!! Se encendió la bombilla…a los fogones y…
Tosta de pan de cebolla con revuelto de morcilla “Rios” y queso fundido…
Ingredientes:
4 Rebanadas de Pan de cebolla
1 Morcilla “Rios”
5 o 6 Huevos frescos
Quesos variados para fundir
Aceite de oliva Hojiblanca

Preparación:
1.- Abrimos la morcilla “Rios” , loncheamos y picamos muy bien.
2.- En una sarten con un par de cucharadas de aceite de oliva, colocamos la morcilla y hacemos bien.
3.- Mientras se hace la morcilla ponemos las cuatro rebanadas de pan en el horno para que se vayan tostando un poco…
4.- Ponemos los huevos en la morcilla y preparamos el revuelto a nuestro gusto, le podemos dejar sin cuajar bien ya que luego horneamos para fundir el queso.
5.- Sacamos las tostas de pan y cubrimos con el revuelto de morcilla.
6.- En la parte superior ponemos los quesos variados de fundir.
7.- Volvemos a introducir en el horno y dejamos que el queso funda sobre el revuelto de morcilla.
8.- Emplatamos y listo…


Pan de cebolla

La verdad es que no se puede concebir la cocina si cebolla, en casa es usada casi para todos lo que hacemos y ademas tenemos la suerte de que a nuestros hijos les encanta de todos modos, raro es, pero les encanta, en los guisos, en tortilla de patata o de cebolla, caramelizada, o simplemente a la plancha… 
Hoy probé realizando un pan con la panificadora para el desayuno, uno se levanta a las 7 de la mañana aunque sea domingo, prepara la panificadora que tenemos en “libertad provisional” de momento, acaparo ingredientes, introduzco en la cuba, ella amasa, fermenta, cuece y cuando el aroma a pan se reparte por la casa….se levantan los durmientes y … “tostá”…uhmmmm!!!
la cebolla es uno de los alimentos básicos para la humanidad desde tiempos remotos. Parece ser que la cebolla tiene como origen Asia central entre Irán y Pakistán, siendo el sustento de los grupos nómadas que habitaban la tierra hasta que se volvieron sedentarios. El cultivo de la misma se volvió tradicion debido a la facilidad de cultivo, a su duración y a lo fácil que era trasportar así como a la adaptabilidad a cualquier tipo de suelo.
Lo que se sabe con certeza es que eran muy valoradas por los egipcios, al igual que el ajo. Griegos y romanos consumían muchas cebollas, creían que aumentaban la fuerza de sus soldados y esclavos. Tanto griegos como romanos las usaban como medicamento para curar la tos, el resfriado y el mal de garganta, también le confieren propiedades afrodisíacas y por lo tanto, un símbolo de fertilidad y renacimiento. Pero fueron los romanos quienes extendieron el cultivo de la cebolla por el resto del mediterráneo.

Ingredientes:
640 gramos de harina de fuerza.
255 ml. de agua.
3 y 1/2 c.s. de aceite de oliva Hojiblanca.
20 gr. de azúcar.
2 y 1/2 c.c. de sal.
1 y 1/2 c.c. de levadura seca.
1 Cebollas mediana.
1 Cebolla morada mediana.

Preparación:
1.- Pelamos y picamos la cebolla en brunoise y en una sarten con aceite ponemos a pochar lentamente.
Una vez este pochada la dejamos escurrir y enfriar…El aceite sobrante lo reservamos.
2.- En la panificadora Moulinex seleccionamos el peso del pan, en nuestro caso un kilo.
3.- Añadimos a la cubeta de la panificadora el agua, el aceite, azúcar y sal.
4.- A continuación añadimos la harina y la levadura seca.
5.- Colocamos la cubeta en la panificadora y seleccionamos el nivel de tueste deseado, en nuestro caso fue pan blanco.
6.- Colocamos el programa 6 y pulsamos el botón de encendido-apagado de la panificadora.
7.- Cuando trascurran veinte minutos y suene el “bip” añadimos la cebolla que tenemos reservada.
8.- Al finalizar el programa apagamos la panificadora y desmoldamos el pan de la cubeta.



Pan de aceite de oliva y Pimentón de la Vera…

Esta entrada se la vamos a dedicar a los seguidores incondicionales en la saga de desastres con nuestra panificadora… Después de varios meses en el Centro Penitenciario “El cuartillo del patio”, a la sombra, a pan y agua…el otro día se le concedió el tercer grado para la masa de la pizza…ahora ya la dejamos salir los fines de semana también, se ve que aprendió durante este tiempo solitario al lado de la Vaporetta y la taladradora, jajajajajajajajaja…y nos preparo este…
Pan de aceite de oliva y Pimentón de la Vera…
Nosotros utilizamos el pan para desayunar el fin de semana, con un buen aceite de oliva, untando un tomate y acompañado de orégano con una loncha de jamón cocido...
Ingredientes:

500 gramos de harina fuerza
200 ml de agua
8 cs de aceite de oliva virgen
1 cc de cafe de sal
1 cc de Pimentón de la Vera
7 gramos de levadura seca

Las medidas cs y cc son la cuchara medidora de la panificadora Moulinex.

Elaboración:
1.- Colocamos los ingredientes en la cubeta de la panificadora, primero los líquidos y luego los sólidos  añadiendo por ultimo la levadura seca bien extendida sobre la harina.
2.- Conectamos la panificadora y ponemos el programa de amasado 11. 
3.- Cuando este listos desmoldamos y a preparar deliciosas tostadas…