Archivo de la categoría: Conejo

Arroz con conejo al estilo Villarejano

Como se nota que hemos estado en Toledo!!! jejejejejejejeje…me han regalado algún conejo de campo y no tengo mas remedio que hacer algo, por ejemplo el arroz que preparaba mi abuela…con ese color tan peculiar…tan sabroso…con tan buenos recuerdos!!!
En Toledo, exactamente en el pueblo de mi madre, Villarejo de Montalban, los conejos entran a la plaza por la noche, hasta incluso son participes de las fiestas y demás celebraciones…tenemos para dar y tomar, el campo esta plagado de ellos y siempre ha sido la carne por excelencia de la zona junto con la liebre y algún lindo pajarillo, codorniz, perdiz, palomas torcaces, en fin caza menor que se llama…que culpa tenemos de que en nuestro campo estén a sus anchas y vivar excelentemente…pues ninguna..nos aprovechamos de su proximidad, de la cantidad, y del buen resultado que dan a la cocina toledana…
En este caso proceden de mi tío que me obligo a coger una pareja de conejos, casi obligándome, que le vamos a hacer!!!!

“Arroz con conejo al estilo Villarejano”

Ingredientes:
1 Conejo de campo
400 gramos de Arroz Bomba
Tomate
1 Pimiento rojo
1 Pimiento verde
1 Cebolla
1 Vaso de vino blanco
2 Ajos
Rama de tomillo
Esparragos trigueros
Aceite de oliva
Sal.
Caldo de carne

Preparación:
1.- Lo primero es limpiar el conejo de piel y por dentro. Hacemos las tajadas, vamos que troceamos y colocamos en un bol con el tomillo machacado unas horas antes del realizar el guiso.
2.- Lavamos y cortamos la cebolla, los pimientos y el ajo. El tomate le pelamos y troceamos muy picado.
3.- En una cacerola con aceite, a mi personalmente me gusta el arroz con un toque de aceite superior a lo normal, ponemos las verduras a pochar con sal. Añadimos en el punto final el tomate muy picado.
4.- Cuando estén pochadas añadimos las piezas del conejo y dejamos freír hasta que cojan color.
5.- Añadimos el vaso de vino blanco y dejamos que evapore el alcohol.
6.- Cubrimos con caldo de carne y dejamos cocer a fuego medio durante una hora aproximadamente, todo dependerá de la dureza del conejo al ser de campo. Si fuera de carnicería seria bastante menos tiempo al ser mas tiernos.
7.- Cuando tengamos el conejo en su punto añadimos el arroz, los espárragos y la rama de tomillo, dejamos cocer a fuego medio hasta darle el punto que nos gusta.


Anuncios

>Conejo al ajillo de Malpica de Tajo

>

Alrededor del año 1965 mi madre, Celia aparecio de la mano de mi padre, Aurelio, por Malpica de Tajo. Despues de un noviazgo corto, para lo que se llevaba en la época que eran mucho mas largos. Se casaron en la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Paz en Villarejo de Montalban, su pueblo natal. Llegaron a regentar un bar familiar en las denominadas Cuatro calles de Malpica, bar que alcanzo un éxito muy grande, por el trabajo que llevaban ambos a cabo pese a las vicisitudes, y por la elaboracion de conejos al ajillo, que como decia mi madre se hacian a cualquier hora del dia, no importaba su estado fisico, daba igual, se metia en la cocina y te preparaba un conejo al ajillo espectacular. Recuerdo siempre en la barra del bar junto a la cafetera dos ollas con conejo, con y sin picante a gusto del comensal. Recuerdos en blanco y negro, como difuminados detras de una cortina de tela, y humeante de esa pequeña cocina reducida pero que a tantos viajeros y gente del pueblo a dado de comer. Cuentan que mi padre se levantaba de la mesa y daba su comida a cualquiera que llegara a deshora a comer, y habiendo vivido su bondad me creo que es verdad, incluso no cobraría aunque fuera su propio negocio.
Cuanto conejos despellejaria y prepararia que hoy no ha querido ni siquiera probar el mio, ni oler, casi ni mirar, pero si me ha dado dos conejos que tenia de mi tío para preparar esta receta en homenaje a los dos, Celia mi madre y trabajadora como nadie y Aurelio, mi padre, que nos estara viendo desde el cielo y disfrutando de nuestras recetas ya que tenia un buen paladar….Besos Papa.

Ingredientes:

2 Conejos camperos ( de Villarejo o Malpica, jejejeje)
10 Dientes de ajo.
4 o 5 Hojas de Laurel.
Pimienta negra.
Aceite de oliva.
Vino blanco.
Perejil fresco.
Sal.
Caldo de carne.
Cayena (Opcional)

Preparación:

1.- Arreglamos los conejos, quitamos la piel y las vísceras primero, Luego partimos con cuidado para no partir ningún hueso, deben de sacar las “tajadas perfectas” que los huesos son molestos en la salsa.
2.- En una olla ponemos aceite a calentar y añadimos los ajos laminados dejando freír hasta aromatizar el aceite.
3.- Una vez aromatizado retiramos los ajos y añadimos el conejo y debemos freírlo bien.
4.- Cuando tengamos el conejo en su punto añadimos los ajos reservados, perejil fresco picado, las hojas de laurel y la pimienta negra-
5.- Regamos con el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol.
6.- Añadimos el caldo de carne y dejamos hervir a fuego lento para que el conejo se quede tierno. Debemos de tener en cuenta que es campero, si es comprado son mas blandos y necesitan menos tiempo de cocion.
7.- Si queremos el conejo picante añadimos la cayena o guindilla como llamamos en nuestra tierra en el apartado 4.
8.- Emplatamos y acompañamos de un “Cabernet Sauvignon” del Marques de Griñon, de su finca de Valdepusa en Malpica de Tajo. Seguro que a nuestro seguidor y amigo “Valde” le gusta este vino.


Conejo al ajillo de Malpica de Tajo

Alrededor del año 1965 mi madre, Celia aparecio de la mano de mi padre, Aurelio, por Malpica de Tajo. Despues de un noviazgo corto, para lo que se llevaba en la época que eran mucho mas largos. Se casaron en la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Paz en Villarejo de Montalban, su pueblo natal. Llegaron a regentar un bar familiar en las denominadas Cuatro calles de Malpica, bar que alcanzo un éxito muy grande, por el trabajo que llevaban ambos a cabo pese a las vicisitudes, y por la elaboracion de conejos al ajillo, que como decia mi madre se hacian a cualquier hora del dia, no importaba su estado fisico, daba igual, se metia en la cocina y te preparaba un conejo al ajillo espectacular. Recuerdo siempre en la barra del bar junto a la cafetera dos ollas con conejo, con y sin picante a gusto del comensal. Recuerdos en blanco y negro, como difuminados detras de una cortina de tela, y humeante de esa pequeña cocina reducida pero que a tantos viajeros y gente del pueblo a dado de comer. Cuentan que mi padre se levantaba de la mesa y daba su comida a cualquiera que llegara a deshora a comer, y habiendo vivido su bondad me creo que es verdad, incluso no cobraría aunque fuera su propio negocio.
Cuanto conejos despellejaria y prepararia que hoy no ha querido ni siquiera probar el mio, ni oler, casi ni mirar, pero si me ha dado dos conejos que tenia de mi tío para preparar esta receta en homenaje a los dos, Celia mi madre y trabajadora como nadie y Aurelio, mi padre, que nos estara viendo desde el cielo y disfrutando de nuestras recetas ya que tenia un buen paladar….Besos Papa.

Ingredientes:

2 Conejos camperos ( de Villarejo o Malpica, jejejeje)
10 Dientes de ajo.
4 o 5 Hojas de Laurel.
Pimienta negra.
Aceite de oliva.
Vino blanco.
Perejil fresco.
Sal.
Caldo de carne.
Cayena (Opcional)

Preparación:

1.- Arreglamos los conejos, quitamos la piel y las vísceras primero, Luego partimos con cuidado para no partir ningún hueso, deben de sacar las “tajadas perfectas” que los huesos son molestos en la salsa.
2.- En una olla ponemos aceite a calentar y añadimos los ajos laminados dejando freír hasta aromatizar el aceite.
3.- Una vez aromatizado retiramos los ajos y añadimos el conejo y debemos freírlo bien.
4.- Cuando tengamos el conejo en su punto añadimos los ajos reservados, perejil fresco picado, las hojas de laurel y la pimienta negra-
5.- Regamos con el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol.
6.- Añadimos el caldo de carne y dejamos hervir a fuego lento para que el conejo se quede tierno. Debemos de tener en cuenta que es campero, si es comprado son mas blandos y necesitan menos tiempo de cocion.
7.- Si queremos el conejo picante añadimos la cayena o guindilla como llamamos en nuestra tierra en el apartado 4.
8.- Emplatamos y acompañamos de un “Cabernet Sauvignon” del Marques de Griñon, de su finca de Valdepusa en Malpica de Tajo. Seguro que a nuestro seguidor y amigo “Valde” le gusta este vino.